miércoles, 2 de enero de 2013

Añoranza de lo no vivido

"Cómo es posible echar de menos algo que no ha sucedido...". Ésta fue la semilla de la que brotan estos versos. Le pongo tu voz cuando lo leo, ojalá vuelvas a darme un tema del que escribir. Ojalá sea más de una vez. Ojalá la inspiración no se olvide de mí como no he olvidado estas rimas.




Una voz lejana que llama
Que escucha y responde si le hablas.
Llega como las olas a la playa
Se cuela en tus oídos como el viento entre montañas
Se filtra en las paredes de tu corazón
como el agua en las rocas
como el sol entre las cortinas
y el mundo se para, se enmudece, ¡ se calla!

Tú no entiendes sus palabras
Y en medio del silencio absoluto
Te susurra por momentos, te grita a veces,
Si la asustas te huye, si la esperas no llega.


Quizá pasó, quizá pasará
Quizá sólo fuera una ilusión de tu mente extasiada
Que nadie puede decir si soñaste o viviste
Que ni tú puedes decir si deseaste o temiste.

Vor Eisenreich
VI-II-MMXI


A Pau.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada